Imprimir esta página
Jueves, 04 Agosto 2022 12:55

Conflictos en el gimnasio

Conflictos en el gimnasio: 3 formas de evitarlos

Compartir espacios restringidos en el gimnasio produce conflictos. Pero hay 3 muy peligrosos para tu negocio que mejor aprendes a evitar

¿Qué conflictos puede haber en un gimnasio?

Pues, muchos conflictos existen en un gimnasio.

Cuando compartes espacios restringidos durante varias horas, las posibilidades de roces entre clientes son elevadas.

Alguien grita exageradamente mientras entrena. Un cliente deja las pesas tiradas por cualquier sitio. Otro escucha la música demasiado fuerte a través de su móvil.

Por cada persona en el gym, existen cientos de posibilidades de problemas o desacuerdos.

Pero los clientes no son la única fuente de conflictos. También puedes tener problemas con el personal.

¿Alguna vez dijiste algo así?

"Mi personal nunca limpia antes de irse a casa", "¡nuestra sala de musculación es una pocilga!", o "¡a nadie le importa el negocio excepto yo!".

Y es que, aunque parezcan problemas insignificantes, cuando el personal de tu gimnasio no hace bien su trabajo, trae graves consecuencias para tu negocio.

Si quieres saber qué hacer cuando esto sucede, clica aquí.

¿Y si trabajas con un socio?¿Sabes cómo manejar una relación con ellos sin morir en el intento? Pues también hemos escrito un artículo para que lo averigües.

Por alguna razón, cada vez más personas tienden a olvidarse del sentido común y sobre todo las buenas maneras cuando deben compartir espacios restringidos.

Mantener el orden parece tarea sencilla, pero como todos saben... no lo es.

Por eso, hoy hablamos de 3 conflictos especiales que pueden ocasionar mucho daño a tu negocio si no logras controlarlos. Clientes molestos, clientes morosos y desorganización en las clases.

A continuación, problemas y soluciones.

MODERNIZA TU GIMNASIO CON CROSSHERO

1º Conflicto: clientes molestos

Los clientes molestos se encuentran en todo tipo de negocios. Sin embargo, en un gimnasio, debes verlos todos los días. O por lo menos 2 o 3 veces por semana. Esto genera que un pequeño “mal comportamiento” de una persona, pueda convertirse en una molestia permanente para todos, y al final (si no corriges esta situación), en un mal funcionamiento de tu negocio.

Por clientes molestos, muchas personas deciden cambiar tu negocio por el de la competencia. ¡Qué no te ocurra a ti!

¿Qué tipo de comportamiento tienen los clientes molestos?

1- Dejar las pesas tiradas por cualquier sitio.

2- No reemplazar las pesas y otros aparatos al terminar de utilizarlos, obligando a otros clientes a buscarlos por toda la sala.

3- Pasarse el tiempo hablando y riendo a gritos con los amigos.

4- Hacer de la sala de entrenamiento el salón de su casa.

5- Utilizar los aparatos de modo inapropiado (a propósito o con fines ajenos al entrenamiento... por ejemplo, mirar Facebook).

6- Usar el teléfono todo el tiempo.

7- Etcétera, etcétera.

Solución: código de convivencia

La solución es crear un código de conducta en tu gimnasio.

La mayoría de los propietarios de gimnasios ni siquiera saben que necesitan uno hasta que es demasiado tarde.

Un código de conducta describe el comportamiento que se requiere en tu comunidad. No solo como clientes, sino también como miembro del personal, entrenadores y dueños.

El código debe reflejar ciertas normas y reglas básicas de convivencia. También debe indicar que el incumplimiento del código del gimnasio dará como resultado una acción, generalmente la eliminación de la comunidad y la denegación del servicio.

Tu código de conducta puede establecer, por ejemplo, que en tu gimnasio se apoya y protege la dignidad y el valor de todos. No se tolerará el acoso ni los comentarios y acciones no deseadas. Y se tomarán medidas inmediatas si ocurren tales problemas, incluido el incumplimiento de cualquier regla o regulación, por motivos de molestia, perturbación de otros, bajeza moral o fraude.

Tu código de convivencia debe estar incluido en los términos y condiciones de tu membresía, los acuerdos del personal, y debe estar en tu sitio web.

Tal vez no lo sabías, pero usualmente los clientes se identifican fuertemente con los valores éticos y morales de tu negocio. Por eso, es muy importante que implementes un código de normas.

Lidiar con el mal comportamiento puede ser muy emotivo. Pero cuando tienes un código de conducta, expectativas claras y procedimientos operativos estándar antes de un incidente, no reaccionarás emocionalmente ni lucharás cuando surjan problemas. Simplemente seguirás un plan basado en tus valores. Ese enfoque será mejor para ti, tu comunidad y tu negocio.

Si necesita liberar o dar una advertencia a alguien, la conversación se volverá simple. Podrás decir al cliente molesto:  "sus acciones no cumplen con el código de conducta que usted ha firmado. No creemos que podamos brindarle un nivel profesional de servicio de manera efectiva en el futuro".


Protege a tu gimnasio de juicios y lesiones


2º conflicto: clientes morosos 

En términos económicos, el peor conflicto que puedes tener en tu negocio tiene  nombre y apellido.

Son los clientes morosos. Esos que siempre andan con dificultades para abonar a tiempo.

O peor, los que nunca pagan. 

Generalmente, los expertos brindan 4 consejos para evitar lidiar con este tipo de personas en tu gimnasio:

1- Consultar el historial de tu futuro cliente antes de aceptarlo en tu negocio.

2- Establecer tus propias condiciones de pago.

3- Envíar tus facturas a tiempo.

4- Recordarles sus pagos con frecuencia.

Si bien todos estos consejos son válidos, en la práctica tienen poca efectividad para evitar que un cliente no pague, o incluso no te abandone por la competencia. 

Solución: pagos online 

Este problema tan grave, tiene una forma muy fácil de resolverse. Los pagos online. Solo debes invertir un poco de dinero. Pero luego verás, que no es nada comparado con lo que estás perdiendo todos los meses con tus clientes morosos.

Por otro lado, no está de más reiterar esta estadística. Siete de cada diez personas prefieren el pago online sobre el efectivo. ¡7 de cada 10!

¿Qué significa esto? Que cuando no puedes ofrecer esa opción en tu centro fitness, tus clientes no se encuentran cómodos a la hora de abonar su cuota.

Esta situación, tan preocupante para muchos dueños de gimnasio, no se resuelve con el mejor contador, ni con más horas de trabajo frente al ordenador. Tampoco, naturalmente, echándole la culpa a los clientes.

CrossHero te ofrece UNA MEJOR SOLUCIÓN al permitir que tus alumnos paguen sus membresías a través del débito automático, o desde nuestra App, de forma totalmente online... a la medida de tus clientes.

El pago online de CrossHero trae 3 beneficios muy importantes para tu negocio:

1- Brindas todas las facilidades a tus alumnos para abonar en cualquier momento y desde cualquier lugar, en un ordenador o celular.

2- No pierdes un pago nunca más.

3- Evitas el uso de efectivo y el pasamano de tarjetas, brindando mayor seguridad en tiempos de post pandemia. 

CrossHero, además, permite que tus clientes puedan comprar o renovar sus cuotas con su tarjeta de crédito desde la propia App, de forma 100% online.

Así, tu cliente tendrá 2 opciones para renovar la cuota con tu gimnasio. De forma automática o manual.

La automática, es la más conveniente para evitar demoras en los pagos. Las cuotas de tu cliente se renovarán instantáneamente, sin necesidad de tener que hacerlo manualmente, mes a mes.

Manualmente, es la otra opción. En este caso, la cuota no se renueva automáticamente, sino que, al finalizar cada período, el cliente deberá comprar una nueva cuota cada mes. 

3º conflicto: desorganización de clases 

Con la pandemia, el control del aforo de clases fue una condición necesaria para seguir manteniendo el gimnasio abierto y funcionando. Fue necesario tener una mejor organización y administración del espacio de las clases, de acuerdo a las normas de distanciamiento social.

Hoy, en tiempos de post pandemia, las normativas de bioseguridad han pasado a segundo plano, sin embargo, la organización de clases, clientes, horarios y entrenadores, sigue siendo unos de los problemas principales para muchos dueños de gym. 

Naturalmente, llevar adelante un contador de aforo de entrada y salida de alumnos es una tarea complicada e incómoda, por el simple hecho de que es muy difícil hacerlo de forma manual o artesanal.

Esto ocasiona 2 grandes problemas.

1- Alto margen de error que implica gestionar manualmente las clases. Y no solo a causa de una posible equivocación por parte del dueño, que agendó a Juancito en crossfit el viernes a las 15 hs, en vez de las 16hs. Sino también por la confusión que pueden generar los clientes al reservar sus clases por WhatsApp. Un día piden la clase de las 8 de la mañana, pero luego se arrepienten y la cancelan 2 minutos antes, argumentando que habían avisado con anticipación en recepción el día anterior. ¡Y ahora no quiere pagar la clase!

2- Las personas que asisten a clases sin pagar. Sucede más seguido de lo que crees, especialmente cuando tu gimnasio supera los 50 alumnos y comienzas a perder contacto directo con ellos. Al no tener un sistema de reservas de clases, que a su vez está asociado a las cuotas y pagos de los clientes, pierdes el control de tu negocio.

Solución: sistema de reserva de clases 

Existen varias formas de implementar un control del espacio dentro de tu gimnasio. Las más comunes son:

1- Conteo manual hecho por personal dedicado

2- Cámaras de conteo y aplicativos complementarios

3- Sensores de presencia con los que se puede determinar el número de personas

4- Sistema de control de aforo automático.

El conteo manual, puede parecer la opción más fácil y económica, pero en las circunstancias actuales es ineficiente. Predispone al error humano con terribles consecuencias. Por otro lado, utiliza un recurso humano que bien podría enfocarse en otro tipo de tareas que generen un ingreso extra para tu gym, como por ejemplo el entrenamiento personalizado con clientes.

Las cámaras de conteo y los sensores de presencia son más eficaces a la hora de implementar un contador de aforo de entrada y salida de alumnos, pero al no estar diseñados específicamente para esa tarea, no terminan cumpliendo su cometido. Es como tomar una aspirina para el dolor de muelas.   

Los sistemas de control de aforo son herramientas que te permiten determinar el número máximo de personas que puede acceder a tu gimnasio. Esto te ayuda a gestionar el acceso de nuevas personas, cuando el aforo se haya completado.

Y es que lo mejor de contar con un sistema para el control de aforo, es que tienes acceso a un sin número de funciones. Como por ejemplo:

1- Control en tiempo real de las personas que están en tu gimnasio.

2- Alertas cuando se sobrepasa el aforo máximo.

3- Acceso a datos (tanto por parte de los administradores como de los clientes) en dashboard o paneles de información inteligentes.

4- Reportes y servicios personalizados de acuerdo con las necesidades de tu empresa.

Con CrossHero puedes solucionar fácilmente estos 3 tipos de conflictos y evitar que tu gimnasio sufra daños y pérdidas económicas.

¡Dile adiós a los clientes molestos, a los morosos, y a la desorganización en tus clases!

boton 1

 

 

Información adicional

  • Título SEO: Conflictos en el gimnasio
Visto 281 veces
Marcelo de Lisio

¡Hola! Soy Marcelo, responsable de contenidos del blog de CrossHero.

Mi experiencia profesional se encuentra enfocada en el área de comunicaciones y marketing digital. A través de mis artículos podréis conocer los beneficios y las ventajas de contar con una plataforma de gestión de gimnasios como CrossHero.

Además, os brindaré, a dueños de gym y público interesado, tips y consejos para lograr una mejor administración en el centro. Espero que os gusten las notas, que me comenten, y que sirva para hacer crecer vuestro centro de fitness, yoga o pilates. ¡Saludos!